Archivo de la etiqueta: niño sano

Prevención de ahogamiento en niños

El ahogamiento o las lesiones por inmersión se producen cuando un niño no puede respirar al estar sumergido en un líquido. Las lesiones por ahogamiento por desgracia son frecuentes en la infancia y más en la época de verano.

El mayor problema reside en que en pocos minutos se pueden producir lesiones severas en el pulmón o en el cerebro, así que la mejor opción siempre es prevenir el cuadro. Cuando se produce, lo único que puede mejorar el pronóstico es realizar las maniobras de reanimación lo más rápido posible y que los servicios de emergencias actúen. Las lesiones por inmersión son peligrosas y por eso es tan importante prevenirlas. En este post se explican las principales características y sobre todo cómo tratar de evitarlas.

Sigue leyendo

Seguridad en el entorno del recién nacido

Uno de los temas que más preocupan a los padres es cómo adecuar la seguridad del entorno del recién nacido o del niño en sus primeros meses de vida. Es fácil intuir que es imposible garantizar esta seguridad al cien por cien, pero sí existen una serie de aspectos importantes que deberían ser tenidos en cuenta en cualquier domicilio donde resida un recién nacido. En este artículo se mencionan unos cuantos consejos que es necesario conocer.

Sigue leyendo

Lunar o nevus de Ito

El lunar o nevus de Ito es es un tipo de lunar que de forma típica se localiza en la zona del hombro, tanto por delante (por encima de la clavícula) como en la espalda (en la región del omóplato).

Normalmente no se decolora con el tiempo y en caso de ser de gran tamaño se puede beneficiar de ciertos tratamientos, como determinados tipos de láser. En general el pronóstico es bueno, al igual que sucede con el resto de lunares, siempre que no crezca o aparezcan alteraciones en la forma o en el color, sobre todo de forma rápida.

Sigue leyendo

Lunares y nevus en niños.

LunarLos nevus o lunares son pequeñas zonas o manchas de color más oscuro de la piel que normalmente se corresponden con variaciones de la pigmentación. Son los lunares que todos conocemos, solo que lo normal es que al nacimiento no estén presentes y que vayan apareciendo a medida que el niño va creciendo.

Qué complicaciones pueden producir
En caso de estar presentes al nacimiento (o en cualquier otra edad) se deben observar a lo largo de toda la vida del niño ya que todo lunar tiene un potencial riesgo de malignización, mayor cuanto más grande o abultado sea, y más si se producen cambios en poco tiempo.

Sigue leyendo

Soplo cardíaco inocente

El hallazgo de un soplo cardíaco inocente en la edad infantil es algo bastante frecuente y que por definición no traduce ninguna patología. Sin embargo para poder catalogar un soplo en el corazón como inocente hay que descartar una serie de procesos, poco frecuentes pero severos, que también pueden generar la presencia de un soplo. Por definición un soplo inocente no esconde ninguna patología.

La edad más frecuente es entre los dos y los seis años, aunque hay una variante que puede aparecer en recién nacidos. Se cree que este soplo se oye debido a las turbulencias que puede producir la sangre en los grandes vasos arteriales. Lo que ocurre en el niño es que al tener una pared torácica menos gruesa que el adulto y una frecuencia cardíaca mayor, es más fácil auscultarlo (es decir, escucharlo usando el fonendoscopio).

Sigue leyendo

Desarrollo psicomotor del niño de 6 a 12 meses

打印El desarrollo psicomotor del niño de 6 a 12 meses es una de las etapas más «entretenidas», ya que el niño adquiere un enorme desarrollo e interacciona mucho más con los padres, a la vez que prueba nuevos alimentos y nuevas formas de alimentarse e interaccionar con su entorno.

De hecho, uno de los hitos más importantes consiste en que a partir de los 6-7 meses el niño ya puede empezar a sentarse con lo que su capacidad de interacción con el entorno aumenta. En este tramo de edad el niño empieza a tener voluntad propia.

Sigue leyendo

Desarrollo del niño de 2 a 6 meses

El periodo de 2 a 6 meses es una etapa fundamental y de importantes cambios en el desarrollo psicomotor del niño.

Poco antes de los dos meses de vida se produce uno de los momentos más agradables para el niño y los padres, el comienzo de la sonrisa social.

Además ya hay una mayor interacción caracterizada sobre todo por un mayor contacto ocular con el niño. Este contacto se continúa con un mayor control del niño sobre su relación con el entorno, que aumenta de forma llamativa con el lógico y consiguiente disfrute de los padres, que participan en todo momento de esa mayor interacción. Pero no son los únicos cambios que se producen. En este post se detallan el resto de hitos o capacidades que el niño va adquiriendo en esta importante etapa.

Sigue leyendo