Archivo de la etiqueta: Recién nacido

Rubeola en el recién nacido (rubeola congénita)

La rubeola congénita es una enfermedad producida por una infección por el virus de la rubeola en un niño recién nacido. Puede ocurrir al pasar el virus de una mujer embarazada al feto. Esto es raro aunque posible en las mujeres que han pasado la infección o bien están vacunadas, por lo que las mujeres embarazadas siempre deben evitar el contacto con enfermos de rubeola. El riesgo de infección del feto es mayor cuantas menos semanas de gestación, por lo que es más probable en el primer trimestre, menos en el segundo y hasta tres veces menos probable en el tercero.

Sigue leyendo

Mancha mongólica en recién nacidos

La mancha mongólica es una característica mancha de color gris azulado que se suele ver en la zona del sacro, es decir, por encima de las nalgas del recién nacido. Es muy frecuente ya que se puede ver en un altísimo porcentaje de los recién nacidos de raza negra y asiática (de hecho, es típica en ciertas regiones de Mongolia, de ahí su nombre) y en un elevado porcentaje de los recién nacidos de raza blanca.

No se conoce exactamente la causa de por qué se produce pero al parecer es por un exceso de células, que confieren el típico aspecto oscuro de la piel. No tienen relación con ninguna enfermedad o proceso grave.

Sigue leyendo

Lesiones de cabeza superficiales en el recién nacido. Cefalohematoma.

El cefalohematoma es una lesión que se produce en la cabeza del recién nacido, relacionada con el trabajo del parto. Se produce por el trabajo del parto, de forma que se produce acumulación de sangre o de líquido justo por debajo del cuero cabelludo del niño pero, a diferencia de lo que sucedía en el caput, aquí esto sucede de forma limitada a las suturas de los huesos del cráneo.

Es una de las dos lesiones de cabeza superficiales en el recién nacido más frecuentes. La otra es el caput sucedaneum, que es mucho más frecuente. Sigue leyendo

Lesiones de cabeza superficiales en el recién nacido. Caput sucedaneum.

El caput sucedaneum es una lesión que se produce en la cabeza del recién nacido que se genera durante el trabajo del parto al producirse roturas de capilares y acumulación de sangre justo por debajo del cuero cabelludo del niño. Es muy frecuente y se ve en muchos partos normales. Es una de las dos lesiones de cabeza superficiales en el recién nacido más frecuentes. La otra es el cefalohematoma, que es bastante menos frecuente.

Lo característico es que se produce un acúmulo de sangre por debajo del cuero cabelludo del niño, muy característico ya que le da a la cabeza un peculiar aspecto ovalado, como estirada hacia arriba. Puede ser grande y de márgenes poco definidos.

Sigue leyendo

Ictericia o color amarillo en el Recién Nacido

La ictericia o color amarillo en el recién nacido es un cuadro caracterizado por la presencia de un color amarillento en el recién nacido y que se puede ver en los primeros días de vida y bajo unas condiciones concretas. Ocurre casi en la mitad de los recién nacidos a término, siendo incluso más frecuente verla en los pretérmino, aunque en estos se debe vigilar más estrechamente. Es más frecuente en los varones y en niños en los que hay antecedentes familiares de ictericia.

La ictericia se produce como consecuencia del aumento de las cifras de bilirrubina en sangre. Esto se debe a que al nacer se produce una rotura normal de los hematíes, las células rojas de la sangre que son las que contienen esa bilirrubina. Además el hígado capta con menos eficacia esta bilirrubina para poder transformarla y eliminarla. Por eso aumentan las cifras de bilirrubina, sustancia que produce el conocido color amarillento de los ojos y de la piel. El problema es que esta bilirrubina puede ser dañina para el cerebro del recién nacido bajo determinadas condiciones.

Sigue leyendo

Higiene en el recién nacido. El baño.

El baño en el recién nacido es muy sano, es un momento de alegría y relajación y fomenta el vínculo con el niño. Debe ser diario, de hecho no hay excusa para no hacerlo así y por supuesto desde el primer día de vida, ya que la presencia del cordón no impide el baño, siendo la única precaución procurar que no se moje en exceso y luego secarlo bien para que no permanezca húmedo.

Antes del baño hay que comprobar que el agua está a unos 35ºC y que el cuarto está al menos a 21ºC para evitar cambios bruscos de temperatura. Si se baña por la noche se ayudará a que el niño se relaje y esto le facilitará el sueño (lo que a veces ayuda a conciliar los despertares y los trastornos del sueño). Es recomendable usar jabones y cremas adecuados, secar al niño bien tras el baño y ponerle cremas hidratantes suaves y en poca cantidad.

Sigue leyendo

Hernia umbilical

La hernia umbilical es un pequeño bulto o tumoración que se evidencia a nivel del ombligo del niño. Es más frecuente en los prematuros y en los niños de raza negra. Se produce porque no hay un correcto cierre del anillo umbilical, que es una estructura que se cierra tras la caída del cordón umbilical.

Si ese orificio permanece abierto, aunque sea de forma parcial, puede que una pequeña parte del contenido del abdomen asome por él, generando esa pequeña masa o tumor. Su aparición se suele favorecer con factores como debilidad de los músculos de la pared abdominal y con el aumento de presión dentro del abdomen.

Sigue leyendo

Estreñimiento en recién nacidos y lactantes

El estreñimiento en los recién nacidos o en los lactantes (primeros meses de vida) es un cuadro muy frecuente, aunque este cuadro también puede verse en niños mayores. Sin embargo, en los niños pequeños es importante tener en cuenta que un estreñimiento puede esconder un proceso severo que, aunque por lo generales muy poco frecuente, en caso de presentarse en los primerísimos días de vida siempre debe ser un motivo de consulta y cuando menos de observación, ya que si persiste es posible que requiera de la realización de estudios. Para definir un estreñimiento en un recién nacido o lactante lo importante no es el número de deposiciones al día. Un lactante, sobre todo de pocas semanas, puede hacer un número de deposiciones que pueden estar comprendidas entre una tras cada toma y una cada dos días. Lo normal es que los niños se sitúen en un punto intermedio entre ambas, con varias deposiciones al día.

Sigue leyendo

Eritema tóxico en recién nacidos

El eritema tóxico en recién nacidos es una erupción cutánea muy frecuente en los niños con pocos días de vida, con una presentación y evolución por definición benignos y transitorios.

Se puede ver hasta en la mitad de los recién nacidos sanos, por lo que hay quien piensa que es una variante de la normalidad sin trasfondo patológico. El origen no está claro, y se cree que reside en un cuadro de respuesta de hipersensibilidad de la piel, o como fenómeno de adaptación a la vida fuera del útero. En cualquier caso y por definición, es un cuadro leve, transitorio y que no produce secuelas.

Sigue leyendo

Deposiciones en el recién nacido

Las deposiciones en el recién nacido varían con el tiempo y pueden ser muy diferentes en frecuencia, color, aspecto o frecuencia de realización.

Por ejemplo, en el primer y segundo día de vida el bebé ensuciará el pañal con una sustancia llamada «meconio» (en algunos sitios la llaman «la pez») que es de color oscuro casi negro y muy espesa. Son restos almacenados en el intestino durante el embarazo y que comprenden células del intestino, bilis y restos de líquido amniótico.

Sigue leyendo