Archivo de la etiqueta: traumatología

Pie plano (también, laxo o contracto)

El pie plano, laxo o contracto es una afectación en el pie del niño en la que el arco plantar pierde su forma habitual de bóveda al apoyar. Es lo contrario de lo que ocurre en el pie cavo.

No se conoce el motivo exacto de por qué se produce esta pérdida de la forma del arco plantar del pie. Se piensa que es por la presencia de unos tendones algo débiles (laxos). A veces se debe a deformidades de estructuras de la zona como los huesos o los propios músculos. Es importante recordar que el pie plano es normal al nacimiento y durante los primeros años de vida, ya que el arco plantar se va formando entre los 4 y los 9 años, aproximadamente.

Sigue leyendo

Pie cavo

El pie cavo es una afectación en el pie del niño en la que el arco plantar tiene aumentada su forma de bóveda, al apoyar. Es lo contrario de lo que ocurre en el pie plano. Hay casos genéticos en los que es habitual ver asociación familiar. En otros casos se produce por afectación neuromuscular, con un exceso de tono nervioso o fuerza muscular en los músculos de la planta del pie.

El principal síntoma es que la planta del pie tiene su habitual forma de arco pero exagerada, lo cual es evidente sobre todo al apoyar. El problema es que esto puede generar dolor al apoyar, por exceso de contracción muscular.

Sigue leyendo

Rodillas hacia fuera (o genu varo)

Las rodillas hacia fuera (o genu varo) es un cuadro en el que se evidencia que el niño tiene las rodillas desviadas hacia fuera, alejándose de la línea media del cuerpo.

Es normal en los niños menores de un año, aunque se va corrigiendo en los primeros años, de forma que a partir del tercer año cambia a valgo, que es la posición opuesta. De nuevo este valgo se irá corrigiendo en sucesivos años hasta adquirir la posición de las rodillas normal, paralelas a la línea media y alineadas con las piernas.

El síntoma más evidente es que los niños, vistos de frente, presentan las rodillas alejadas de la línea media, mientras que las caderas y los tobillos están más cerca de la mitad del cuerpo. Parecen dibujar un rombo con las piernas, que están más abiertas a la altura de las rodillas.

Sigue leyendo

Rodillas hacia dentro (o genu valgo)

Las rodillas hacia dentro (o genu valgo) es un cuadro en el que se evidencia que el niño tiene las rodillas desviadas hacia dentro, acercándose a la línea media del cuerpo.

El varo es normal en los niños menores de un año, aunque se va corrigiendo en los primeros años, de forma que a partir del tercer año cambia a valgo, que es la posición opuesta. De nuevo este valgo se irá corrigiendo en sucesivos años hasta adquirir la posición de las rodillas normal, paralelas a la línea media y alineadas con las piernas.

El síntoma más evidente es que los niños, vistos de frente, presentan las rodillas cerca de la línea media, mientras que las caderas y los tobillos están más alejados de la mitad del cuerpo. Parecen dibujar una “X” con las piernas, que están más cercanas a la altura de las rodillas.

Sigue leyendo