Gracias. Ahora, ¿me ayudas?

Visitante, lector, padre, internauta, amigo… da igual como quieras llamarte, da igual de dónde vengas, da igual lo que busques. A ti que entras aquí, GRACIAS. Porque gracias a ti he encontrado el tiempo y las fuerzas necesarias para, en tres meses,  subir 108 entradas a este blog. Gracias a ti porque en tres meses este blog ha superado las 14.000 visitas. Y gracias a ti porque eso es lo que me ayuda a seguir trabajando a diario en algo cuya única satisfacción es la de ver que haces algo que sirve de ayuda a los demás. Por eso precisamente tengo el atrevimiento de hacer esta entrada. Ya sabes que no pido absolutamente nada a cambio de acceder a los contenidos de este blog, salvo que disfrutes de la experiencia y que te sea útil. Como supongo que ya conoces, recientemente ha sido publicada mi segunda novela, Holocausto Manhattan, por Ediciones B en su colección principal. Eso es todo un honor, pero un honor que me pone a competir cara a cara (ahí es nada) con autores de la talla de Dan Brown, Stephen King, Javier Sierra, Juan Gómez-Jurado o Manel Loureiro, por citar solo unos pocos.

Por eso pido tu ayuda. Solo en el caso de que apoyes este proyecto o de que te haya gustado Holocausto Manhattan, por favor te ruego que la recomiendes: en casa, a tus amigos, a tus compañeros del trabajo, a los amigos del bar, en el fútbol, cuando vas al cumpleaños de un amigo de tus hijos, en el parque, en el chiringuito… cualquier sitio es bueno para mencionarla. Un anuncio apenas vende, pero una recomendación de alguien de cuyos gustos literarios te fías, sí. Un consejo de un amigo sí que ayuda a que se compre una novela. Y eso es lo que ahora mismo necesita mi novela.

Holocausto Manhattan está en cualquier librería en formato papel y en digital en cualquier tienda online. Cualquiera puede saber más sobre ella en esta web, ver un booktrailer o incluso leer las primeras páginas completamente gratis. Lo único que te pido, si de verdad deseas apoyarme (y con ello este blog), es que hables de la novela, que la recomiendes, que la regales, que la menciones, que no dejes que pase desapercibida para esa persona que conoces y a quien crees que le puede gustar. Esa persona, con suerte, te lo agradecerá. Y yo también. De hecho, es lo que estoy haciendo ahora. Darte las GRACIAS. Solo con tu ayuda podré seguir adelante. Eso es lo que te pido.

Gracias, de corazón, por estar ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s