Terminada mi tercera novela.

Apenas puedo creerlo, por fin he entregado mi tercera novela. A falta de las pequeñas correcciones que puedan surgir durante la revisión por parte de Ediciones B y algún que otro retoque nimio, el resultado de más de dos años de trabajo ya está en manos de la editorial para iniciar un proceso que desembocará en su publicación, en enero de 2015.

Poco puedo decir sobre ella, ni siquiera el título, aunque sí puedo adelantar que es una novela de aventuras, basada en unos hechos reales que acontecieron a principios del siglo XX y en los que algo que relatan sus protagonistas quedó sin explicar. En ese algo es donde introduzco una parte de ficción que me sirve para enlazar con una historia que me puso los pelos de punta y que confío atrape al lector desde la primera página, en un viaje donde espero comparta sentimientos encontrados junto a sus protagonistas.

Serán ciento treinta mil palabras, aunque en realidad he escrito cientos y cientos de miles, pues la documentación ha sido ardua y exhaustiva, un trabajo de cientos de horas que me ha hecho escarbar incluso en lo más hondo de librerías de segunda mano en Nueva York para encontrar textos imposibles que relataban los pormenores de las vidas de unas personas que se merecían un homenaje como el que he intentado ofrecerles.

He utilizado una cantidad abrumadora de libros, documentales y mapas durante dos años de mi vida. Miles de horas para pensar, desarrollar, documentar, planificar, escribir y pulir una obra que espero tenga mucha más calidad que las anteriores. No sé si lo habré conseguido pero sí que, a pesar de lo mucho, muchísimo que he invertido, y de las muchas cosas que he sacrificado…  estoy muy contento con el resultado.

Será en enero de 2015 cuando me someta al juicio de las personas más importantes de todo esto, los lectores. Confío en que el trabajo y el tiempo invertidos hayan merecido la pena. Ojalá sea así, ojalá logre transportar a ese otro sitio, árido y mágico, en el que se vieron envueltos los protagonistas de la historia. Y ojalá los lectores encuentren, en el texto, lo mismo que encontraron ellos allí. Algo más que a sí mismos. Nos vemos en las librerías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s