Contener o aguantar la respiración

打印A veces —y habitualmente en el contexto de las denominadas rabietas— los niños pequeños hacen episodios en los que contienen o aguantan la respiración, aguantando sin respirar durante varios segundos, que se pueden hacer eternos para los padres, ya que pueden ponerse con el rostro congestionado, morado o incluso ir más allá, perdiendo el conocimiento o hasta presentando convulsiones en los casos más extremos (aunque afortunadamente estos son muy poco frecuentes).

En este post se explica en qué consisten esos episodios y cómo actuar frente a ellos, sobre todo para prevenirlos o que, cuando se produzcan, sean más leves. Para más información, se puede consultar también el post sobre rabietas.

Qué son
Los episodios de contener la respiración se ven con relativa frecuencia durante la lactancia y la infancia temprana como resultado de enfados o frustración en el niño, es decir, son muy frecuentes en el contextos de las rabietas. Si el episodio es prolongado, el niño no solo se pone morado o incluso de color cianótico (color azulado de la piel por falta de oxígeno), sino que a veces llegan a perder el conocimiento e incluso a presentar convulsiones ocasionadas por este motivo, aunque eso no significa obligadamente que el niño sea epiléptico a la fuerza. Suele verse en niños menores de 3 años.

Cómo actuar
Como suele ocurrir en otros trastornos parecidos lo mejor suele ser ignorar este tipo de conducta para no reforzar al niño. Enfadarse con él es una forma de prestarle atención. En ocasiones puede ser útil no hacerle caso y una vez que deja de hacerlo entonces, con el niño calmado, tratar con él el motivo del enfado pero haciéndole entender en la medida de lo posible que esas actitudes no le reportan beneficio alguno. Si no se les hace caso suelen dejar de hacerlo con el tiempo.
Una medida muy útil es anticiparse a estas conductas: cuando el niño presente señales de que las va a llevar a cabo se puede intentar relajarlo dejándolo unos minutos en un ambiente tranquilo, como su cuarto, para que reconsidere su actitud.
Otra medida de gran utilidad es que los padres proporcionen ejemplo de control de sus sentimientos de cara al niño ya que muchas de estas actitudes pueden ser reflejo de lo que el niño percibe en su entorno.

Si te ha gustado esta entrada, puedes apoyarme comprando o recomendando mi última novela, Holocausto Manhattan, en digital o en formato papel. Te lo agradeceré mucho.

Anuncios

2 pensamientos en “Contener o aguantar la respiración

  1. Pingback: Rabietas | No todo es pediatría

  2. Pingback: Enfrentamiento a la autoridad (negativismo desafiante) | No todo es pediatría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s