Archivo de la etiqueta: teste

Orquitis o inflamación del testículo (escroto agudo) en niños.

El escroto agudo es un cuadro de dolor e inflamación aguda del escroto, que es la envoltura que alberga los testículos en su interior. Puede afectar a uno o ambos lados del escroto y puede estar originado por varias causas. Las más frecuentes en pediatría son la torsión testicular (sobre todo en niños preescolares), la torsión de hidátide (escolares) y los cuadros de orquitis y epididimitis (más frecuentes en adolescentes). Ante un cuadro de escroto agudo se debe acudir siempre a un servicio de urgencias de pediatría en ámbito hospitalario. En este post se trata la orquitis.

La orquitis es la inflamación de uno o de ambos testículos, generalmente producida por una infección. Normalmente es un proceso de origen infeccioso que puede estar producido por varios gérmenes. Entre las causas que pueden favorecer la producción de una orquitis se encuentran las epididimitis, los traumatismos de la zona testicular, las parotiditis u otras infecciones que afectan a otros órganos, aunque estén alejados, como sucede en el caso de las parótidas (glándulas salivares).

Sigue leyendo

Torsión testicular (escroto agudo) en niños.

El escroto agudo es un cuadro de dolor e inflamación aguda del escroto, que es la envoltura que alberga los testículos en su interior. Puede afectar a uno o ambos lados del escroto y puede estar originado por varias causas. Las más frecuentes en pediatría son la torsión testicular (sobre todo en niños preescolares), la torsión de hidátide (escolares) y los cuadros de orquitis y epididimitis (más frecuentes en adolescentes). Ante un cuadro de escroto agudo se debe acudir siempre a un servicio de urgencias.

La torsión testicular consiste en un giro del testículo, generalmente sobre sí mismo, de forma que al girar puede retorcer los vasos sanguíneos que lo irrigan y las estructuras que llegan hasta él. Esto genera un cuadro grave de dolor e inflamación, cuyo mayor problema reside en que la falta de aporte sanguíneo aumenta aún más la inflamación y puede llegar a comprometer el testículo. Tanto, que si no se resuelve, la viabilidad del órgano puede empezar a comprometerse de forma muy seria en tan sólo cuatro horas de evolución. Ante su sospecha siempre se debe acudir a un centro hospitalario.

Sigue leyendo