Archivo de la categoría: Adolescentes

¡Colabora con una encuesta de 5 minutos!

Captura de pantalla 2018-06-19 a las 17.32.59

¿Eres usuario de No todo es pediatría? Si la has usado al menos una vez, puedes ser de gran ayuda, rellenando una encuesta de menos de 5 minutos de duración, que puedes realizar incluso con el móvil, casi sobre la marcha, y en la que no se te pedirá ningún dato personal.

¿Por qué habrías de hacer algo así? Porque esta encuesta forma parte de un estudio en el que evaluaremos la web para ver si esta resulta de utilidad para los padres que la han utilizado. Y este trabajo, de carácter científico, a su vez formará parte de una tesis que tratará sobre el futuro de la eSalud. Por eso, cada cuestionario rellenado tendrá un valor enorme para un trabajo que tratará de contribuir al desarrollo de programas de salud pediátricos, en el entorno digital.

Para contribuir, solo tienes que rellenar un cuestionario, pinchando en este enlace. Te llevará algo menos de cinco minutos, por supuesto no se te pedirá ningún dato personal y además podrás realizarlo desde el móvil, casi sobre la marcha. Participando, contribuirás a la investigación sanitaria y al futuro de nuestra sociedad. Algo que muchas personas te agradecerán. Especialmente los niños.

¡Muchas gracias!

Anuncios

Trastorno distímico, distimia, o depresión leve en niños.

打印El trastorno distímico en niños, o distimia, consiste en un cuadro parecido a la depresión infantil, solo que más leve. De hecho, y a diferencia de lo que ocurre en la depresión infantil, en la distimia no parece claro que exista un componente genético relacionado. Sin embargo, no es raro ver episodios de depresión en la familia de los niños con este cuadro, ya que precisamente ese es uno de sus riesgos, que pueda derivar en una depresión real. Y es que en el trastorno distímico (o distimia infantil) se suelen apreciar síntomas que podrían ser propios de una depresión, como tristeza o falta de estímulo para realizar las actividades cotidianas, pero en un grado bastante más atenuado, y con algunas características peculiares que ayudan a descartarla. Pero en el caso de que estos síntomas empiecen a agravarse, por ejemplo si aparecen trastornos del sueño o bien alucinaciones, entonces se ha descartar una depresión real.

Sigue leyendo

Trastorno de ingesta compulsiva en niños.

打印El trastorno de ingesta compulsiva es un cuadro psicológico, relativamente frecuente en la adolescencia —y sobre todo en los países desarrollados—, que puede llegar a constituir un auténtico problema, en caso de no controlarse a tiempo. De hecho, es un cuadro que posee algunos aspectos en común con la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa, con los que se puede entremezclar y superponer.

En el de ingesta compulsiva pura, lo que suele suceder es que existe una educación alimentaria inadecuada, de forma que el adolescente presenta un patrón de comidas alterado. Por eso es frecuente verlo en adolescentes en los que en su familia hay miembros con obesidad y en las que suele encontrarse también este patrón alterado en otros miembros.

Sigue leyendo

Trastorno bipolar en niños y adolescentes.

打印El trastorno bipolar consiste en un cuadro en el que se produce un trastorno psiquiátrico, que se caracteriza por episodios de depresión, que alternan con otros de comportamiento excitado, que se denominan manía.

Es un cuadro poco frecuente en niños, sobre todo los más pequeños, aunque sí puede verse, de forma excepcional, en edad escolar. En la adolescencia sí es más frecuente su diagnóstico, sobre todo en niños con cierta predisposición genética o bien por el ambiente familiar. De hecho, parece que su origen reside en un componente genético que predispone a su aparición, aunque no es raro que existan factores externos que puedan ayudar a que el cuadro se manifieste.

Sigue leyendo

Intentos de suicidio en niños y adolescentes.

Los intentos de suicidio en adolescentes suponen un problema, por desgracia creciente, en nuestra sociedad actual. En la edad pediátrica este cuadro se focaliza casi en su totalidad en la edad adolescente aunque, de forma excepcional, es posible verlo en niños menores. El dato más llamativo, y que más suele sorprender a los padres, es que hasta una cuarta parte de los adolescentes pueden llegar a tener alguna idea suicida en algún momento.

Sin embargo, y esto es importante, el hecho de que un adolescente tenga estas ideas no tiene por qué significar que vaya a suicidarse. Lo que sí hay que tener claro es que el riesgo, aun siendo bajo, existe, y en casos concretos el adolescente puede terminar llevando a cabo un intento de suicidio. Y el problema es que se estima que puede haber un suicidio consumado por cada cincuenta adolescentes que lo intentan, siendo por tanto una de las principales causas de muerte en adolescentes. Por eso, es importante detectar cuando se producen estas ideaciones y, más importante aun, saber cómo prevenir un intento de suicidio.

Sigue leyendo

Sueño retrasado en los Adolescentes.

437El denominado síndrome del sueño retrasado en adolescentes consiste en un cuadro en el que, de forma normal, los adolescentes retrasan la hora en la que se despiertan por las mañanas.

Se produce porque en todos los adolescentes, de forma fisiológica (es decir, normal) se produce un retraso de la fase normal de sueño y por tanto del despertar diurno. Sin embargo, en algunos casos en los que no se instauran medidas adecuadas, puede constituir un problema ya que les impide llevar un horario normal, que incluso puede prolongarse durante años o, en casos puntuales, durante la vida adulta.

Sigue leyendo

Síndrome de Fanconi en niños.

434.jpgEl Síndrome de Fanconi consiste en una enfermedad renal, poco habitual en niños, pero que puede presentar un cuadro moderado a grave, y en el que predominan los síntomas de raquitismo. Es una enfermedad rara, lo cual hace que, cuando se presenta, sea complicado sospecharla.

La parte negativa de que sea difícil sospecharla (y por tanto, diagnosticarla con rapidez) es que, en muchos casos, el diagnóstico y el tratamiento precoz pueden mejorar el pronóstico. Por eso es importante que se sospeche en los casos que puedan resultar subsidiarios de padecerla. Y para ello, lo mejor es conocer cómo se presenta, o en qué casos debería sospecharse su existencia.

Sigue leyendo