Pólipos en nariz en niños (poliposis nasal).

打印La poliposis nasal consiste en la presencia de pólipos en nariz, que son pequeñas formaciones que parten de la mucosa nasal y que poseen una especie de pie o pedículo. Es un cuadro poco frecuente en la edad infantil.

Por qué se producen los pólipos nasales en niños.
Estos pólipos suelen formarse a veces como consecuencia de procesos inflamatorios crónicos. Los más frecuentes en la edad infantil son los que se localizan en la zona nasofaríngea, es decir, situada más atrás y cerca de la garganta. Suelen ser más grandes que los que se localizan en otras zonas de la nariz.

cubiertafrontalgrande_ninosmarte 2Una de las enfermedades que más se suelen relacionar con la aparición de pólipos es la fibrosis quística. Tanto es así, que hay que descartar su presencia en todo niño que presente pólipos en esta región. Sin embargo no es la única enfermedad que se relaciona con estas formaciones, ya que por ejemplo también se han visto en casos de sinusitis o alergias crónicas. A veces se asocia a otros procesos como ciertas inmunodeficiencias. En muchos casos los pólipos se originan en los senos paranasales, unas cavidades que hay en el cráneo y que se comunican con la nariz, que son las que producen las sinusitis cuando se infectan.

Qué síntomas producen los pólipos nasales en niños.
Los síntomas más típicos son la obstrucción nasal al paso del aire, junto con la aparición de voz nasal y respiración por la boca. En algunos casos en los que los pólipos afectan solo a un lado de la nariz puede verse secreción mucosa o incluso purulenta en dicho lado. El mayor problema de los pólipos es que a la larga pueden erosionar estructuras cercanas, como el propio hueso.

Cómo se diagnostican.
En realidad, son fáciles de sospechar cuando se presentan los síntomas. El diagnóstico se realiza mediante una rinoscopia (visualización directa del interior de la nariz). A veces los pólipos pueden no ser fáciles de visualizar, sobre todo si se localizan más atrás. En estos casos puede ser necesaria la realización de una nasofaringoscopia, con ayuda de un endoscopio que se introduce sólo hasta la garganta. El profesional puede que realice alguna prueba adicional ya que en ciertos casos es conveniente asegurarse de que las masas realmente son pólipos. En esos casos el profesional se puede apoyar con la realización de pruebas de imagen como un TAC e incluso un estudio mediante biopsia.

Lo que el hielo atrapa.Cómo se tratan.
El tratamiento se puede iniciar con el uso de descongestionantes nasales con el único fin de aliviar los síntomas de obstrucción. Hay ocasiones en que los pólipos responden a pautas de tratamiento con corticoides intranasales o bien orales. En otros casos en los que los pólipos producen síntomas de mayor entidad puede ser oportuno plantear la cirugía de estas formaciones. Una de las indicaciones de cirugía es que empiecen a producir deformidad en la nariz. Los pólipos típicos de los niños, los situados más atrás y de mayor tamaño, normalmente se suelen beneficiar de cirugía, ya que es menos habitual que respondan al tratamiento médico con corticoides.

Si la causa está relacionada con un proceso de fondo o enfermedad crónica de base es posible que puedan volver a aparecer los pólipos. En estos casos se puede realizar una cirugía endoscópica en los senos nasales con el fin de evitar o retrasar estas reapariciones lo máximo posible, o tratar el problema que está produciendo los pólipos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s