Tricotilomanía o niños que se arrancan el pelo.

打印La tricotilomanía es un cuadro en el que los niños se arrancan el pelo, sin un motivo aparente, de forma repetida en el tiempo. Suele ocurrir en niños en edad escolar (es mucho más raro en lactantes y adolescentes, por ejemplo) y no suele verse con frecuencia, por lo que, cuando aparece, suele llamar la atención de los padres.

No está claro el por qué se produce este cuadro. A veces se asocia con bajo desarrollo psicomotor, por lo que en los casos en los que aparece, es una de las causas que hay que descartar. Sin embargo, no es obligado que exista dicha asociación.

Qué síntomas produce la tricotilomanía en niños.
El cuadro consiste en que los niños se tiran del cabello de forma casi continua, repetida, hasta llegar a arrancárselo, lo que puede llegar a generar incluso zonas aclaradas, con menos pelo, de forma que a veces los padres lo que se piensan es que los niños presentan un cuadro de calvicie.

Qué complicaciones puede producir la tricotilomanía en niños.
En caso de que el niño ingiera el pelo se puede producir un bezoar, que es una bola de pelo en el estómago que a su vez puede generar cuadros de obstrucciones parciales o completas, y estas sí que pueden llegar a ser graves. En otros casos, el hecho de arrancarse el pelo puede que esconda otros cuadros, como un posible retraso en el desarrollo psicomotor, por lo que esto siempre ha de ser valorado.

Cómo se diagnostica la tricotilomanía en niños.
La sospecha se basa en el relato familar. El médico realizará una historia clínica, en la que los padres suelen relatar el hecho y los síntomas que puedan acompañar al cuadro, y la exploración, en la que se pueden objetivar, además de las zonas de calvicie, otros datos que puedan hacer sospechar la presencia de otros cuadros.

Cómo se trata la tricotilomanía en niños.
La mayoría de los casos no tienen un origen orgánico ni psicológico, por lo que se resuelven por sí solos, simplemente con el paso del tiempo. Pero algunos niños sí que requieren apoyo psicológico, normalmente los que persisten con la conducta durante más de seis meses. Con cierto tratamiento psicológico, como apoyar o premiar al niño cuando no realiza la conducta, suelen remitir la mayoría de los casos que no han remitido de forma espontánea. Existen casos en los que se han utilizado algunos fármacos con relativo éxito. Pero si es posible se debe evitar su uso, ya que el pronóstico en general es bueno, dado que la mayoría tienden a resolverse de forma espontánea en semanas o como mucho, en unos pocos meses.

¿Se puede prevenir que los niños se arranquen el pelo?
Es muy difícil prevenir la tricotilomanía en niños, pero en los niños que la presentan sí se que se puede intentar, de forma precoz, que no reproduzcan el comportamiento, sobre todo apoyando la conducta cuando no lo hacen, para que el cuadro no se perpetúe en el tiempo y terminen necesitando apoyo psicológico. Y en todos los casos, pero especialmente si no mejoran o si acompañan otros síntomas, se debe valorar al niño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.