Aumento del tamaño del hígado (hepatomegalia) en niños.

La hepatomegalia es el término que se utiliza en medicina para definir un aumento de tamaño del hígado. Cuando se detecta, suele ser un hallazgo de la exploración por parte del pediatra al palpar el abdomen del niño, un acto que suele hacerse de forma rutinaria en casi todas las consultas. El hígado sobresale por debajo de las costillas en los recién nacidos y en los lactantes, mientras que en los niños mayores queda por debajo de ellas. Hay numerosas causas que pueden producir aumento del tamaño del hígado.

A veces lo que ocurre es que parece aumentado a la palpación pero realmente no lo está, como por ejemplo puede ocurrir en niños que estén delgados. En los casos en los que sí existe un aumento real del tamaño del hígado puede deberse a causas relacionadas con infecciones, anemias, ingesta de determinados fármacos o, más raros en la infancia, problemas cardíacos, enfermedades del metabolismo, síndrome de Reye, sangrados o incluso tumores. Lo más frecuente, en los casos en los que existe una causa, es que se produzca por infecciones. En este post se explica en qué consiste este aumento de tamaño del hígado en niños y cómo se realizan los estudios en caso de encontrar este hallazgo.

Qué síntomas produce
Los síntomas dependerán del proceso que esté generando el aumento de tamaño del hígado. En los casos en que este aumento sea un hallazgo de una exploración lo normal es que el niño no tenga síntomas o bien que no se hayan relacionado con la hepatomegalia. Hay procesos, como algunas hepatitis, que pueden no dar síntomas.

Cómo se diagnostica
La hepatomegalia se constata a la exploración física. Una vez detectada, el pediatra realizará una detallada historia clínica orientada a buscar posibles orígenes. Entre otras cosas preguntará por síntomas de infecciones, pues son la causa más frecuente de hepatomegalia, de otros procesos relacionados con el hígado y de antecedentes familiares de enfermedades hepáticas o hereditarias. Muchas veces es importante recordar aspectos como viajes, contactos con animales, consumo de fármacos, etc.

En la exploración física buscará otros posibles hallazgos que puedan relacionarse con la hepatomegalia. En cuanto a pruebas complementarias, estas dependerán de los hallazgos de la historia y la exploración, aunque las más habituales son una analítica de sangre, una radiografía de abdomen y una ecografía abdominal. Lo normal es que en la analítica se incluya de salida estudio de las infecciones por virus que suelen afectar al hígado, como los de la hepatitis o el virus de la mononucleosis infecciosa, entre otros. En función de los hallazgos de estas primeras pruebas y los datos obtenidos antes los estudios irán dirigidos a causas más concretas. Otras pruebas que pueden ser útiles en función de los hallazgos pueden ser un TAC o una resonancia magnética. En determinados casos es necesario realizar incluso una biopsia hepática para llegar al diagnóstico.

Cómo se trata
El tratamiento siempre estará enfocado a la causa que está produciendo la hepatomegalia, por lo que puede diferir mucho en función de esta y por eso los estudios son importantes. En los casos en los que el niño presente datos de insuficiencia hepática, enfermedad severa, síndrome de Reye o cualquier otro dato que indique potencial gravedad, se propondrá el ingreso para la estabilización del niño y la continuación del estudio.

Anuncios

6 pensamientos en “Aumento del tamaño del hígado (hepatomegalia) en niños.

  1. alisson

    Quisiese saber porque y a que se debe esta enfermedad en un niño de dos meses de vida
    Si tiene cura
    No se que pensar es muy duro y muy angustiante

    Responder
    1. Bruno Nievas Autor de la entrada

      Saludos, Alisson, gracias por comentar. Como señalamos en las normas de uso, no podemos responder a casos concretos porque, como habrás visto en el texto, las causas son muchas y muy diferentes y el diagnóstico y los estudios los ha de hacer siempre un pediatra en consulta o en hospital (según el caso) con el niño y toda la información referente al caso.

      Responder
  2. Pingback: Aumento del bazo (esplenomegalia) en niños. | No todo es pediatría

  3. alejandra

    buenas tardes : hace dos dias se le realizo una ecografia abdminal a mi hijo de dos años y medio , por una diarrea cronica de ya mas de 3 meses sin causa aparente solo dos cosas … el doctor dijo que notaba el higado mas abajo de la posicion normal por lo que que iba a describirlo como una hepatomegalia , y lo otro se encontro sangre oculta en las deposiciones . hoy tiene restriccion de trigo ,lactosas , huevos , pescados , frutas y veduras citricas , legumbres y un sin fin de cosas .. me preocupa que puede ser lo que tenga .. todos los otros examenes ha salidos normales …
    atenta a sus comentarios.
    alejandra ,

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s