Archivo de la etiqueta: recién nacidos

Fractura de clavícula en recién nacidos

La fractura de clavícula en el recién nacido es el traumatismo más frecuente a esta edad y consiste en una rotura generalmente parcial de una de las dos clavículas del niño durante el trabajo del parto. Se suele producir una rotura parcial denominada «en tallo verde» porque el hueso no se llega a romper del todo. A veces también se producen fracturas completas, que generan cuadros con síntomas más llamativos de lo habitual.

Lo normal es que la fractura sea parcial y el niño pueda presentar menor movilidad del brazo o incluso apenas moverlo debido al posible dolor, y una posible deformación en el hombro a la altura de la clavícula. A veces, al presionar sobre esta, se puede palpar un resalte o escalón, o un leve un movimiento que es el denominado «signo de la tecla» porque la sensación es parecida a la de pulsar una tecla de un piano.

Sigue leyendo

Recién nacidos prematuros o con bajo peso.

Los recién nacidos prematuros son aquellos que nacen con menos de 37 semanas de edad gestacional, es decir, de desarrollo dentro del útero materno. Y los recién nacidos con bajo peso al nacimiento son los que pesan menos de 2.500 gramos al nacer. Estos dos cuadros se suelen asociar en ocasiones y a veces incluso a un tercero, el denominado CIR ó crecimiento intrauterino retrasado.

El mayor riesgo de estos cuadros es que predisponen al niño a padecer ciertas patologías. La tasa de problemas es mayor cuanto menor es el peso. Actualmente se consideran viables niños de 500 gramos aunque su supervivencia es inferior al 20%, mientras que en los niños que superan los 1.200 gramos las cifras de supervivencia pueden llegar a alcanzar el 90%. El problema suele residir en las complicaciones que muchas veces acompañan al desarrollo de estos niños fuera del útero materno.

Sigue leyendo

Telarquia (desarrollo de mamas) prematura en niñas.

La telarquia (o desarrollo de mamas) prematura consiste en un desarrollo excesivo de las mamas de forma precoz. Es relativamente frecuente en los recién nacidos, de forma transitoria.

Es un proceso relativamente fácil de ver en niñas menores de tres años y parece se debe a un exceso de sensibilidad del tejido mamario a mínimos niveles de estrógenos.

A veces se observa porque la niña entra en contacto con productos o cremas que contienen estrógenos, que pueden estar usando ella o la madre. A veces estos productos son incluso alimentos. En los recién nacidos se puede ver de forma leve y transitoria por paso de estrógenos de la madre. En estos casos desaparece rápidamente, aunque en general en todos ellos se suele hacer un seguimiento para constatar la correcta evolución. Es obligado que no existan otros síntomas de desarrollo, como presencia de vello en pubis o sangrado vaginal, por ejemplo, para hablar de una telarquia prematura simple.

Sigue leyendo